mapaLa primera y más romántica, aunque un poco más sinuosa, comienza en Astorga, donde es necesario abandonar la carretera general (N-VI) y enfilar por el antiguo CAMINO DE SANTIAGO.

Tras pasar La Cruz de Ferro, El Acebo y Riego de Ambrós, se llega a Molinaseca, el primer pueblo verde y frutal de la comarca de El Bierzo. Basta seguir por la carretera un par de centenares de metros y a la izquierda, frente a un prado en el que hay una bandada de ocas y dos enormes mastines leoneses, junto a las galerías acristaladas de la Casa de las Torres, está el gran reloj que identifica LA CASA DEL RELOJ.

Otra ruta, más rápida y sencilla, consiste en seguir por la autovía hasta Ponferrada, tomar la primera salida (primer cartel indicador donde se anuncia la ciudad, que coincide con el kilómetro 385) y una vez allí, virar a la izquierda y subir hasta Molinaseca. Son menos de siete kilómetros y lo más recomendable es preguntar a los lugareños.

Viniendo de Galicia, es necesario entrar en Ponferrada por cualquier carretera, subir hasta la zona antigua del barrio alto y salir hacia Molinaseca.